Cyber Tips

¿Cómo distribuir muebles en una habitación?

¿Cómo distribuir muebles en una habitación?

Sacar el mayor provecho al espacio que tenés, es la tarea más difícil de realizar al momento de distribuir muebles en una habitación. Es importante lograr el equilibrio entre cantidad, funcionalidad y armonía de los muebles en un mismo espacio. Desde Linio te acercamos unos tips para colocar muebles de la manera más eficiente posible.

Claves para acomodar muebles en una habitación

Existen 3 puntos de partida al momento de distribuir los muebles en una habitación 
 
  • Tamaño del espacio: Ya sea un living, un dormitorio o una cocina, es importante tener un esquema o un plano del espacio que se quiere amueblar con las medidas exactas de cada espacio. Dibujalo en lápiz en una hoja cuadriculada o, si lo preferís, en la PC para tener una ayuda visual que te permita dimensionar de forma clara como quedarían tus muebles.
  • Entrada de luz: Tiene que estar libres de obstáculos que puedan oscurecer el ambiente. La iluminación natural es un gran diferencial en la composición de un ambiente, por lo que queremos aprovecharlo al máximo al momento de disponer los muebles.
  • Zonas de paso: para que al caminar por el ambiente no haya problemas y sean fáciles de transitar. Este punto debe ser tenido en cuenta especialmente al organizar los muebles de ambientes comunes como Living y Cocina donde la circulación de gente suele ser mayor.

División de zonas

Dependiendo el tamaño, un mismo ambiente puede tener usos múltiples. Un Living, por ejemplo, puede pensarse para ver la televisión, escuchar música, estudiar, trabajar, jugar, etc. Es por eso que hay que armar el plano y visualizar todo lo que vamos a ubicar y cuáles son los muebles que tienen que estar si o si. Al momento de amueblar, menos, es más, por lo que todo lo que no sea necesario, se quita.
Un método muy útil para aprovechar el espacio y diagramar zonas es la colocación de muebles separadores que delimiten un área de otra. Por ejemplo, en una cocina, podes poner una barra desayunador que subdivida el ambiente en cocina y comedor, siempre teniendo en cuenta el espacio con el que se cuenta.

Funcionalidad y las distancias

Si seguimos con el ejemplo del living como ambiente de usos múltiples, las medidas entre mueble y mueble son muy importantes. Y si de muebles de living se trata, el sofá es la pieza central. Tomándolo como referencia para las medidas, recomendamos:
  • En caso de ubicar el sofá contra una ventana, dejar 50 cm de espacio que permitan abrirla y cerrarla fácilmente.
  • Los sofás vienen en múltiples medidas. Los más comunes son entre 140 y 220 cm. Si ponemos una mesa en el centro, calcular el tamaño en 1 metro menos que el sofá.
  • En caso de enfrentar dos sofás, disponerlos a 150 cm de distancia y cada uno a 40 cm de la mesa.
  • Existen pequeñas banquetas que caben debajo de mesas ratonas de 70 cm, es recomendable tener 1 o 2 para asientos extras en caso de necesitarlo.
Otra manera de aprovechar el espacio es sacándole el máximo partido a las paredes. Escritorios, televisores, cómodas, mesas auxiliares, entre otros, son muebles funciones que se pueden acomodar fácilmente en una pared en su formato “Colgantes”. Este tipo de muebles ayudan muchísimo a los ambientes reducidos a ganar amplitud.

Ocultá los espacios de almacenamiento

Para evitar que un espacio chico se sienta como un armario y para reducir tu desorden, acomodá los muebles de manera que camuflen el almacenamiento en el espacio. Podés hacerlo utilizando muebles de doble función que se parecen a otra cosa (como un baúl para una mesa de café u otomanas con almacenamiento oculto en el interior) pintando o comprando el almacenamiento en el mismo color que las paredes para que se integre de manera armoniosa al ambiente.

Los espejos son tus aliados

El disponer espejos en las paredes o apoyados en el piso para reflejar la luz natural y que rebote alrededor de un espacio pequeño, lo hace sentir más grande. Es recomendable también el uso de muebles con espejos. No solo reflejan la luz, sino que los muebles con espejo ayudan a reducir la sensación de muebles voluminosos y le da una sensación de amplitud al ambiente.

Pocos muebles grandes es mejor que muchos muebles pequeños

Probablemente pienses que los muebles grandes no son muebles funcionales para un espacio reducido, cuando en realidad es todo lo contrario. Aunque es posible que sientas que tenés que ir a lo pequeño porque tenés un departamento chico, muchos muebles pequeños esparcidos pueden hacer que un espacio se perciba desordenado y demasiado ocupado. Mientras que unas pocas piezas dispuestas de manera inteligente y más grandes pueden hacer que el ambiente se sienta aún más grande y más aireado. Ni hablar de favorecer las zonas de paso que mencionábamos.

Keep it simple

Ahora que aprendiste a distribuir tus muebles de manera eficiente, es importante reiterar la filosofía subyacente: Keep it simple, o mantenelo simple. Disminuí todo, recorta todo y respeta el enfoque de “menos es más” para un ambiente aprovechado al 100%.
 
 

¿Te gustó este tip? Compartilo!

Gracias por registrarte